Los alimentos congelados son menos nutritivos.
El frío mantiene las cualidades originales de los alimentos inalterables. 
Un alimento congelado es nutricionalmente comparable al alimento fresco.
Cuando se trata de pescado, puede ocurrir que el congelado mantenga sus 
propiedades mejor incluso que el fresco

La leche produce cálculos de riñón.
Todo lo contrario. Los cálculos que se originan en el riñón por culpa del calcio 
están formados por ácido oxálico + calcio. Cuando una persona toma mucha
 leche, el ácido oxálico y el calcio precipitan en el duodeno y no en el riñón, 
y por tanto disminuye la probabilidad de que se formen piedras en el riñón.

La leche desnatada tiene menos proteínas.
Por ser desnatada, lo que ha perdido es la grasa y las vitaminas que a ella 
se asocian (A, D y E), pero no sus proteínas ni tampoco el calcio. Desde el 
punto de vista de su contenido en proteínas, tanto la leche entera como la 
desnatada, pueden sustituir a la carne o al pescado. Medio litro de leche 
contiene la misma cantidad de proteínas que 100g de carne, con la ventaja 
del aporte de 600mg de calcio.

Necesitamos tomar complementos de vitaminas.
Una dieta equilibrada es suficiente para cubrir las necesidades vitamínicas. 
El exceso de vitaminas puede generar toxicidad cuando se supera la capacidad
 de almacenamiento. Los requerimientos de vitaminas hidrosolubles son casi diarios,
 ya que no se almacenan. El exceso de estas vitaminas se excreta por la orina.

Debemos tomar sólo “alimentos naturales”.
Hablar de alimentos naturales es una falacia. Todo lo que consumimos ha sido de 
alguna forma manipulado. Además, el consumo de algunos alimentos “naturales” 
como ciertos tipos de hongos, pueden causar la muerte.

Debemos tomar sólo productos integrales.
Una dieta que sólo contenga productos integrales provoca un exceso de ácido fítico.
 Este ácido bloquea la absorción del calcio y produce osteomalacia.

La margarina es mejor que la manteca
Tienen las mismas calorías, pero la mantequilla tiene más vitaminas. Además, a 
algunas margarinas le añaden grasa animal. Las margarinas son aceites vegetales 
hidrogenizados. Según algunos estudios, este proceso de hidrogenización la convierte
 en una sustancia más perjudicial que la grasa de origen de animal.

Las espinacas aumentan la fuerza muscular.
Hace algunos años se cometió un error científico al omitir una coma en la cifra que 
decía los miligramos de hierro que contenían las espinacas; de esta forma, se multiplicó
 por diez este valor. Las espinacas tienen el mismo hierro que el resto de verduras de 
hoja ancha. Por otra parte, el héroe infantil “Popeye el marino” ha contribuido a la creencia  de que su consumo está relacionado con la fuerza muscular.

Los aceites vegetales son beneficiosos para la salud.
Vegetal no es sinónimo de saludable. Algunos aceites vegetales son más saturados 
y por tanto más perjudiciales que la grasa animal.

La carne de cerdo es la peor que existe.
La carne de un cerdo que ha sido bien alimentado contiene más de un 50% de ácido
 oleico, es decir, el mismo que el aceite de oliva.

Si queremos adelgazar, no podemos probar el pan.
El pan es un alimento indispensable de nuestra dieta mediterránea. Es falso que engorde 
más que otros alimentos y tiene como ventaja adicional que produce sensación de saciedad.

Si queremos adelgazar tenemos que tomar alimentos “light”.
El término “light” debe indicar una reducción de al menos el 30% del valor calórico, 
independientemente de que se quite o no la fracción de grasa. 
 “una persona que quiera adelgazar debe comer de todo pero en platos de postre”.

Otra buena medida para adelgazar es comer sólo fruta.
La fruta tiene un alto contenido en azúcares de absorción rápida que no son 
precisamente los más indicados para alguien que pretende adelgazar. Cualquier dieta 
que proponga la ingesta de sólo un grupo de alimentos, no debe ser tomada en serio.

El huevo es un alimento poco saludable. 
Además de tener mucho colesterol, produce infecciones alimentarias por salmonella .
El huevo es un alimento de excelente calidad desde el punto de vista nutricional. 
Su proteína es la de mayor valor biológico, por encima de la carne y el pescado.
 Incluso las personas que tengan niveles altos de colesterol pueden tomar dos o 
tres huevos a la semana. La manipulación incorrecta del huevo es lo que puede 
producir infecciones alimentarias.

El vino alimenta y  “hace sangre”.
Las calorías que aporta el alcohol se denominan “calorías vacías” ya que no 
aportan ningún nutriente.

El alcohol: previene el infarto, calienta, hace a las personas más amables,
 aumenta la potencia sexual.
El alcohol no previene ninguna enfermedad, produce hipotermia, hace a las personas
 más agresivas y como dijo William Shakespeare: “provoca el deseo sexual pero 
impide el acto”.

Fumar adelgaza.
No está demostrado que fumar reduzca el apetito. No obstante, suele ocurrir 
que cuando una persona deja de fumar, engorda entre 3 y 5 kilos de media. 

Sudar adelgaza.
El ejercicio físico adelgaza pero si una persona suda estando en reposo, sólo
 pierde líquidos que recuperará en cuanto beba agua. Precisamente, en el alpinismo
 que es el ejercicio en el que más calorías se consumen y con ello el que más adelgaza,
 apenas se suda, ya que suele practicarse a bajas temperaturas.

La mujer embarazada debe comer el doble.
La futura madre necesita realizar un dieta equilibrada, aumentando ligeramente 
la cantidad de energía (300 Cal./día), de calcio y hierro. Todo esto se puede 
conseguir tomando más lácteos al día y con alimentos ricos en hierro (hígado, 
carne, huevo, pescado, morcillas, legumbres o frutos secos)

No podemos hacer ejercicio ni bañarnos mientras hacemos la digestión.
El corte de digestión no existe. Existe la hidrocución, que es un shock provocado 
por un cambio brusco de temperatura. Hay más posibilidades de que este shock 
se produzca mientras hacemos la digestión. Para evitarlo, basta con no entrar 
de forma brusca en el agua y mojarse previamente brazos y cara.

No hay que hacer caso a la fecha de caducidad, ni a la higiene alimentaria, 
porque lo que no mata, engorda.
La higiene y conservación de los alimentos es muy importante.Hay que diferenciar 
fecha de consumo preferente de fecha de caducidad. Si han pasado sólo unos días 
de la fecha de consumo preferente, el alimento puede consumirse, aunque vigilando 
si ha cambiado de color, olor o sabor.
Bajo ningún concepto debe consumirse un alimento caducado. En latas caducadas
puede crecer una bacteria llamada Clostridium Botulinum. El consumo de alimentos 
contaminados por esta bacteria y sus toxinas puede causar la muerte.

Destacados

CONSULTORIOS

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3